Segundo tomo del ingenioso hidalgo Don Quixote de la Mancha

Descargar libro Segundo tomo del ingenioso hidalgo Don Quixote de la Mancha en formato epub


Título: Segundo tomo del ingenioso hidalgo Don Quixote de la Mancha Autor: Alonso Fernández de Avellaneda Género: Aventuras

Miguel de Cervantes Saavedra dice: «¡Válame Dios, y con cuánta gana debes de estar esperando ahora, lector ilustre, o quier plebeyo, este prólogo, creyendo hallar en él venganzas, riñas y vituperios del autor del segundo Don Quijote, digo, de aquel que dicen que se engendró en Tordesillas y nació en Tarragona! Pues en verdad que no te he de dar este contento; que puesto que los agravios despiertan la cólera en los más humildes pechos, en el mío ha de padecer excepción esta regla. Quisieras tú que lo diera del asno, del mentecato y del atrevido; pero no me pasa por el pensamiento: castíguele su pecado, con su pan se lo coma, y allá se lo haya. Lo que no he podido dejar de sentir es que me note de viejo y de manco, como si hubiera sido en mi mano haber detenido el tiempo, que no pasase por mí, o si mi manquedad hubiera nacido en alguna taberna, sino en la más alta ocasión que vieron los siglos pasados, los presentes, ni esperan ver los venideros. Si mis heridas no resplandecen en los ojos de quien las mira, son estimadas, a lo menos, en la estimación de los que saben dónde se cobraron; que el soldado más bien parece muerto en la batalla que libre en la fuga; y es esto en mí de manera, que si ahora me propusieran y facilitaran un imposible, quisiera antes haberme hallado en aquella facción prodigiosa que sano ahora de mis heridas sin haberme hallado en ella. Las que el soldado muestra en el rostro y en los pechos, estrellas son que guían a los demás al cielo de la honra, y al de desear la justa alabanza; y hase de advertir que no se escribe con las canas, sino con el entendimiento, el cual suele mejorarse con los años.»He sentido también que me llame invidioso, y que como a ignorante, me describa qué cosa sea la invidia; que, en realidad de verdad, de dos que hay, yo no conozco sino a la santa, a la noble y bien intencionada; y siendo esto así, como lo es, no tengo yo de perseguir a ningún sacerdote, y más si tiene, por añadidura, ser familiar del Santo Oficio; y si él lo dijo por quien parece que lo dijo, engañóse de todo en todo, que del tal adoro el ingenio, admiro las obras y la ocupación continua y virtuosa. Pero, en efecto, le agradezco a este señor autor el decir que mis novelas son más satíricas que ejemplares, pero que son buenas, y no lo pudieran ser si no tuvieran de todo. Paréceme que me dices que ando muy limitado y que me contengo mucho en los términos de mi modestia, sabiendo que no se ha de añadir aflicción al afligido, y que la que debe de tener este señor, sin duda, es grande, pues no osa parecer a campo abierto y al cielo claro, encubriendo su nombre, fingiendo su patria, como si hubiera hecho alguna traición de lesa majestad. Si por ventura llegares a conocerle, dile de mi parte que no me tengo por agraviado; que bien sé lo que son tentaciones del demonio, y que una de las mayores es ponerle a un hombre en el entendimiento que puede componer e imprimir un libro con que gane tanta fama como dineros, y tantos dineros cuanta fama». Al asno, mentecato y atrevido y su obra los tienes a la vista, caro lector.

Éste es el enlace para   descargar Segundo tomo del ingenioso hidalgo Don Quixote de la Mancha

Portada del libro Segundo tomo del ingenioso hidalgo Don Quixote de la Mancha

Segundo tomo del ingenioso hidalgo Don Quixote de la Mancha de Alonso Fernandez de Avellaneda


Sinopsis

La siposis del libro "Segundo tomo del ingenioso hidalgo Don Quixote de la Mancha", obra de Alonso Fernández de Avellaneda, en español es:

"Don Quijote, desesperado por la falta de éxito en sus aventuras, decide continuar su camino hacia la redención y la justicia, a pesar de las dificultades y peligros que se le presenten. Mientras tanto, su escudero Sancho Panza sigue siendo su único apoyo y amigo leal, a pesar de las diferencias entre ellos. En este segundo tomo, Don Quijote y Sancho Panza se enfrentan a nuevos desafíos y aventuras, que les llevan a lugares inesperados y a situaciones comprometedoras.

Fragmento del libro


Entre tanto que la cena se aparejaba, comenzaron a pasearse el caballero y don Quijote por el patio, que estaba fresco; y, entre otras razones, le preguntó don Quijote la causa que le había movido a venir de tantas leguas a aquellas justas y cómo se llamaba. A lo cual respondió el caballero que se llamaba don Álvaro Tarfe, y que decendía del antiguo linaje de los moros Tarfes de Granada, deudos cercanos de sus reyes y valerosos por sus personas, como se lee en las historias de los reyes de aquel reino, de los Abencerrajes, Zegríes, Gomeles y Mazas, que fueron cristianos después que el católico rey Fernando ganó la insigne ciudad de Granada.


—Y ahora esta jornada por mandado de un serafín en hábito de mujer, el cual es reina de mi voluntad, objecto de mis deseos, centro de mis suspiros, archivo de mis pensamientos, paraíso de mis memorias y, finalmente, consumada gloria de la vida que poseo. Ésta, como digo, me mandó que partiese para estas justas y entrase en ellas en su nombre, y le trujese alguna de las ricas joyas y preseas que en premio se les ha de dar a los venturosos aventureros vencedores. Y voy cierto, y no poco seguro, de que no dejaré de llevársela, porque yendo ella conmigo, como va dentro de mi corazón, será el vencimiento infalible, la vitoria cierta, el premio seguro y mis trabajos alcanzarán la gloria que por tan largos días he con tan inflamado afecto deseado.



Otros libros de género Aventuras para descargar

El buque fantasma

Frederick Marryat

Esta clásica novela de aventuras desarrolla el mito del Holandés Errante. En ella se suceden episodios con piratas, naufragios, combates en tierras desconocidas, pero siempre originados por el halo de

Robin Hood

Walter Scott

Robin de Locksley, Robin Fitzhood o Robin Hood son sólo algunos de los nombres atribuidos históricamente al popular arquero de Sherwood, cuya historia hunde sus raíces en una serie de baladas y leyend

El pirata

Sir Walter Scott

El pirata está a medio camino entre el drama costumbrista y la novela de aventuras. El capitán de un barco pirata llega a las islas Shetland (Escocia) y seduce a una noble, prometiéndole que se casará

Plick y Plock

Eugène Sue

Titulada Plick et Plock (Plick y Plock), se publicó en 1831.Se trata en realidad de dos novelas cortas, Kernok le pirate (Kernok el pirata) y El Gitano, totalmente independientes una de otra.Kernok el


El síndrome de Stendhal
El síndrome de Stendhal
Alejandro CernudaVer en Amazon

aCernuda.com

Copyright © 2024 Alejandro Cernuda